El abonado del olivo es considerado en muchos casos como algo trivial que debe realizarse de forma sistemática, es decir, todos los años lo mismo. Sin embargo, aunque es una de las partidas económicas más pequeñas de los costes del cultivo de un olivar, el abonado del olivo es una cuestión de especial trascendencia para tener una finca productiva y rentable.

Existe mucha información en internet de abonos para olivos, sin embargo, en este artículo voy a contarte muchas cosas que deberías saber y que posiblemente nunca hayas escuchado sobre el abonado del olivar.

¿Qué tengo que echar a mis Olivos para conseguir Mayor Producción?

Es una de las preguntas que más nos hacen y la respuesta es siempre la misma: DEPENDE

El abonado del olivar es una labor muy importante para conseguir alcanzar una buena producción, sin embargo, no es lo único que participa en el éxito del cultivo del olivo.

Y te lo explico mejor.

Puedes echar el mejor abono para olivos que exista, pero si no llevas bien la poda tendrás una merma muy importante de la cosecha.

Puedes comprar un abono especial para olivo, el más caro de todos, sin embargo, si no gestionas bien el suelo y la competencia con el olivo tendrás una merma muy importante de cosecha.

Puedes gastarte todo el dinero que quieras en abonos para el olivo pero si no controlas enfermedades como el repilo no merecerá la pena.

El abonado del olivo es una pata más de la gestión de la finca. La mayor o menor producción de una finca dependerá de cuántas cosas hayas hecho bien a lo largo del año en curso y del año anterior. El éxito de una cosecha dependerá del éxito de los cuidados que le hayas dado al olivo en los dos años anteriores.

¿Por qué es esto así?

Porque la cosecha se produce en los tallos del crecimiento del año anterior. Si el año anterior no has tenido crecimiento de los tallos productivos al siguiente año puedes olvidarte de la cosecha.

Así, un correcto abonado del olivo tiene que procurar un correcto desarrollo de los ramos de fruto y un correcto desarrollo de las flores y frutos del año.

Necesidades del Cultivo

Una de las primeras cosas que se nos viene a la mente cuando pensamos en abonar un olivar es hacer un plan de abonado. Pues bien, este plan de abonado se realiza sobre la base de las necesidades nutricionales que tendrá el cultivo para sacar adelante una determinada producción.

Recalco lo siguiente: El plan de abonado del olivo se realiza sobre las necesidades de fertilización que va a tener para sacar la cosecha adelante.

Esto es muy diferente a los planes de abonado que se realizan pensando en reponer las extracciones de la última cosecha que se tuvo.

Si no lo hacemos de este modo posiblemente aparezcan deficiencias nutricionales en el desarrollo de la cosecha que hay en el árbol, al no tener en cuenta las necesidades actuales de fertilización del olivo y haber hecho los cálculos sobre las necesidades del año anterior.

Entonces, para poder conocer el Plan de Abonado del Olivar deberás conocer cuál es la cosecha objetivo que estás buscando. Lógicamente esta cosecha debe ser acorde al estado del olivar, a la situación del año meteorológico y al suelo.

En internet podrás encontrar en multitud de páginas web que las necesidades de abono para el olivo son:

Esta información ha estado vigente durante muchos años, sin embargo, en 2015 se publicó un estudio muy riguroso de Ricardo Fernández Escobar y otros investigadores de la Universidad de Córdoba, donde se pone en duda estos cálculos.

Ellos estudiaron durante 7 años las extracciones de nutrientes que se producían tanto en la poda como en la cosecha, de manera que se pudiese determinar con mayor precisión las necesidades reales de abonado del olivo para producir los 8.200 kg/ha que tenía de media dicho olivar.

Los resultados que obtuvieron fueron los siguientes:

abonado olivar

Como puedes observar, las necesidades de abono del olivar para producir una tonelada de aceituna es muy inferior a las que se había establecido años atrás.

Así, el primer paso que debes conocer para saber la fertilización que tienes que darle al olivo es conocer las necesidades que tiene dicho olivo para producir 1 tonelada de aceituna. Las necesidades totales se calculan multiplicando lo que esperas producir por lo que se consume al producir una tonelada de aceituna.

Situación de la Finca

Saber las necesidades de abonado del olivo es un paso importante para tener una aproximación de los nutrientes que tienes que aportar, sin embargo, conocer la situación que tiene la finca es tanto o más importante para crear tu plan de abonado.

¿Por qué?

Por varias razones:

  • El abonado de un olivo en secano no es el mismo que un olivo en riego
  • El abonado de una finca en carga no es lo mismo que una en descarga o con media cosecha
  • El abonado a realizar en un año seco no es igual al de un año húmedo
  • El aporte de fertilización al olivo en un momento del año no debe ser igual a otro
  • La fertilización del olivo es diferente si tiene o no carencias de nutrientes

Existen muchas variables que se deben tener en cuenta la hora de determinar cómo abordar el problema del abono a darle al olivo. Por tanto, desde mi punto de vista dar consejos sobre qué echar sin tener los datos oportunos de la finca es una temeridad, que puede llevar al agricultor no sólo a tirar el dinero del abono sino a que padezca problemas sanitarios y productivos que antes no tenía.

El análisis Foliar

El análisis foliar es una herramienta imprescindible si se pretende conocer cuál es el estado nutritivo de un olivo y poder realizar un plan de abonado del olivo adecuado según su situación.

El análisis foliar es aconsejable realizarlo durante el mes de julio, sin embargo, si se tiene experiencia en la gestión de la nutrición del olivar se puede realizar en cualquier momento y tomar los datos del análisis con cuidado para evitar llegar a conclusiones erróneas.

Abono al Suelo o Foliar

El olivo es una planta que recibe muy bien el abono por vía foliar, gracias a la gran cantidad de hojas que presenta en su copa.

Para mí, las aplicaciones foliares son imprescindibles cuando trabajamos sobre olivares de secano. Por tanto, el mejor abonado para el olivar de secano es el que se realiza por vía foliar. Esta misma premisa también se puede tomar para olivos de riego.

¿Por qué es más conveniente el abono foliar en olivar de secano que el abono al suelo?

Ricardo Fernández Escobar y otros colaboradores de la Universidad de Córdoba, demostraron en 2012 que entre el 45 al 75% del nitrógeno aplicado en forma química al suelo se perdía.

pérdida

Esto quiere decir que la mayor parte del abono en forma de nitrógeno que se aplican a los olivos se pierde, con la consiguiente pérdida económica para el agricultor, la contaminación de los acuíferos y la falta de abono útil para la planta.

El año pasado, en el mes de junio, me llamó una persona para que fuese a ver su finca porque se le estaban poniendo los olivos amarillos.

Le pregunté qué abonado le había proporcionado a su olivar y me contestó que le había echado lo de siempre, 4 kilos de un abono especial para olivo que contenía un 20% de nitrógeno, 5% de fósforo y 10% de potasio.

Al ver los olivos me di cuenta rápidamente que estaban sufriendo de carencia de nitrógeno. Llevamos las muestras de hoja al laboratorio y, efectivamente, los resultados demostraban que los olivos sufrían una deficiencia grave de nitrógeno.

Pero, ¿cómo puede ser que tengan deficiencia de nitrógeno si le había echado 4 kg de un abono especial para olivo que contiene en su mayor parte nitrógeno?

Porque el nitrógeno que había aportado al suelo se había perdido por no haberle llovido a tiempo y cuando le llovió fue de forma torrencial, con lo cual casi todo el nitrógeno que tenía el abono se perdió y la planta se quedó sin su nutrición. Además, tampoco se realizó ningún tratamiento foliar aportando ese nutriente y el abonado del olivo no se realizó correctamente.

Por tanto, si quieres que un olivar de secano tome con total seguridad el abono debes aportarlo por vía foliar.

Entonces, ¿no se debe echar ningún abono al suelo?

La respuesta es sí debes echar abono al suelo, pero debe ser orgánico. No te recomiendo abonos de síntesis química para el suelo.

Al igual que comentaba anteriormente que no se pueden recomendar abonos o tratamientos sin ver la finca, también te puedo decir que lo único que te puedo recomendar para que eches en tu finca sin verla y sin tener datos de ella es materia orgánica en forma de compost, mejorarás el suelo y aportarás cantidad y diversidad de nutrientes a las plantas.

¿Cuál es el mejor Abono para el Olivo?

El mejor abonado que se le puede dar al olivo es aquel que cumpla los siguientes requisitos:

  • Sea adecuado a la época del año en la que nos encontremos. No es igual el abono de otoño al de primavera
  • Sea adecuado a los resultados del análisis foliar que se haya obtenido, fomentando aquellos nutrientes que aparezcan más bajos y aportando en mayor cantidad aquellos que, por el momento del año y la cosecha que tenga el olivar, pensemos que vaya a necesitar la planta en el corto plazo
  • En la forma adecuada para ser asimilado por las plantas. Por ejemplo, por vía foliar los abonos orgánicos funcionan de una mejor manera que los químicos debido a que su forma química permite una mayor asimilación del abono por el olivo.
  • Según el estado hídrico de la planta. En momentos donde la planta esté en estrés hídrico es mejor no proporcionar abono ya que podremos agravar esta situación.
  • Según la carga de aceituna que haya tenido el olivo, la carga que se prevé que tendrá y el estado vegetativo de la copa del árbol.

Como puedes ver, no hay una receta mágica o milagrosa para darle al olivo el abonado que necesita. Siento decirte que la naturaleza es muy compleja y que una correcta toma de decisiones pasa por tener en cuenta muchas variables. No existen decisiones fáciles o banales cuando se trata de tener una finca agrícola productiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario