¿Cuál es la mejor frecuencia para regar un olivo? ¿Es mejor regar más veces con menos agua o menos veces con más agua?

Si estás aquí es porque te estás planteando si estás regando bien, si podrías aprovechar mejor el agua o quizás porque quieres conocer las variables que afectan a la frecuencia con la que tenemos que regar un olivo

Desde mi experiencia, te diría que es más importante controlar la frecuencia y dosis de riego en cada día que la cantidad final que se le aplique al cultivo al final de la temporada de riego. Por eso, en este artículo vamos a ver detalladamente cómo saber cuál es la mejor frecuencia de riego de un olivo.

Es muy importante entender que la frecuencia de riego de un olivo no es algo estático, sino que tenemos que ir variando este parámetro según avanza el año, según cambia la temperatura y según se mantenga la humedad en el suelo.

¿Cuáles son los Factores que afectan a la Frecuencia de Riego del Olivo?

La elección de la frecuencia de riego del olivo hay que hacerla teniendo en cuenta los siguientes factores esenciales.

(1) ¿Cuál es la textura y cantidad de materia orgánica que tengo en el suelo?

Estos dos parámetros determinan la tasa de infiltración del agua y la capacidad de retención del mismo.

  • Los suelos arcillosos tienen una baja tasa de infiltración de agua (tenemos que usar goteros más pequeños y duración de riego más largas), sin embargo, tienen una capacidad de almacenamiento de agua alta (podemos usar una frecuencia entre riegos más larga).
  • Los suelos arenosos tienen mayor tasa de infiltración de agua (podemos regar con goteros de mayor caudal y con una duración de riego más corta), sin embargo, la capacidad de retención de agua es pequeña (por lo que tenemos que usar frecuencias de riego más cortas)

(2) ¿Cuál es la tasa de evapotranspiración en ese momento?

A mayor temperatura y menor humedad ambiental la frecuencia de riego debe de ser mayor ya que el consumo de agua de la planta aumenta.

(3) ¿Cuál es la cantidad de agua almacenada en el suelo?

El mantenimiento de la humedad en el bulbo húmedo necesita menos agua que para pasar de un suelo con escasez de humedad a capacidad de campo. Por eso, para determinar la frecuencia debemos conocer también cuál es la evolución de la humedad que está produciéndose en el suelo.

El Agua en el Suelo

Tenemos que conocer tres conceptos relacionados con el agua en el suelo:

  • Suelo en Saturación: cuando todos los poros del suelo están llenos de agua
  • Capacidad de Campo: es el porcentaje de humedad que el suelo es capaz de retener.
  • Punto de Marchitez: es la menor humedad que tiene el suelo a partir de la cual la planta ya no puede tomar agua del suelo.

¿Por qué es importante conocer estos conceptos?

Porque cuando regamos un suelo lo que hacemos es inundar todos sus poros, llevando el suelo hasta el punto de saturación. A partir de ese momento, el agua comienza a moverse hacia el interior del suelo mojando capas más profundas.

Una vez paramos el riego el agua sigue drenando hasta que queda en capacidad de campo. A partir de este momento la planta sigue extrayendo agua del suelo hasta que el suelo se seca, llegando al punto de marchitez.

¿Cómo podemos determinar Cuál es la Mejor Frecuencia de Riego del Olivo?

En primer lugar tenemos que conocer a qué profundidad se encuentran las raíces de nuestras plantas. Si no queremos despilfarrar el agua de riego tenemos que conseguir que el agua no baje más allá del nivel de las raíces de nuestras plantas. Para ello, tenemos que cortar el agua de riego cuando veamos que va a alcanzar un nivel de profundidad cercano al máximo de las raíces.

De este modo, regaremos cuando la humedad descienda por debajo de la Capacidad de Campo (mucho antes de llegar al punto de marchitez) y cortaremos el riego cuando la humedad en saturación llegue a una profundidad cercana a la máxima de las raíces de nuestro cultivo.

De esta manera evitaremos el drenaje de agua (con el correspondiente lavado de nutrientes) y pondremos el agua justo a la profundidad en la que se encuentran las raíces de nuestro cultivo.

¿Existe alguna Herramienta que nos ayude a Controlar Mejor la Frecuencia de Riego de un Olivo?

Actualmente, existen herramientas tecnológicas para controlar la evolución de la humedad en el suelo, como por ejemplo los sensores de humedad.

Estos sensores nos permiten conocer los parámetros de agua en el suelo (saturación, capacidad de campo y punto de marchitez), nos permite conocer la humedad que tenemos en el suelo (para saber si debemos iniciar o no el riego) y nos permite conocer la profundidad del frente húmedo del riego (con lo cual nos permite conocer cuándo debemos dejar de regar).

En mi experiencia te puedo decir que desde que controlo al detalle la frecuencia de riego obtengo mejores resultados productivos con un ahorro considerable de agua.

Si quieres profundizar más en la gestión de tu olivar puedes acceder ahora a la Conferencia Online Gratuita donde compartiré contigo Los 5 Errores que puedes estar cometiendo que Limitan lo que ganas con tu Finca.

Quiero Ver la Conferencia

Y si lo que quieres es saber más sobre cómo calcular el agua que necesita tu olivo y algunas recomendaciones sobre cómo regar según el tipo de suelo que tengas y las necesidades de la planta, aquí tienes la grabación de uno de los eventos que hacemos mensuales en directo.

Quiero Participar en Directo en Próximos Eventos

1 Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario