Conseguir maximizar la producción y la rentabilidad de una finca es una de las mayores preocupaciones de cualquier productor agropecuario. En esta tarea, tanto las arcillas como el humus en el suelo tienen un papel fundamental.

En este vídeo veremos qué es el humus y cómo influye el humus y las arcillas en el suelo para conseguir tener una finca fértil donde se obtenga la máxima rentabilidad de la explotación.

¿Qué es el Humus?

El humus es la parte estable de la materia orgánica del suelo, es decir, es lo que queda de la materia orgánica una vez ha sido trabajada por los descomponedores e incorporada al suelo en forma estable.

Una vez entendido qué es el humus, debemos preguntarnos ¿cuál es su principal función en el suelo?

La principal característica que tiene el humus en el suelo, entre otras muchas, es la capacidad que tiene de mejorar la fertilidad del suelo. Porque un suelo fértil es aquel que es capaz de retener la mayor cantidad de nutrientes para ponerlos a disposición de la planta cuando esta los necesite.

El humus, en su estructura química, tiene como una especie de pelos exteriores que son los que capturan los nutrientes que hay en la solución del suelo y los retiene. Esto hace que la planta tenga mayor cantidad de nutrientes disponibles en el suelo, lo que deriva en que la fertilidad del suelo aumenta.

Por otro lado, en suelos fértiles que dan una alta producción hay un elemento fundamental que es la arcilla.

 

¿Qué son las Arcillas?

Son las partículas más finas que se pueden encontrar en un suelo y es la parte inorgánica del suelo que aporta la mayor capacidad de retención de agua y nutrientes.

Por eso, cuando en un suelo la proporción de arcillas es alta la capacidad de retención de nutrientes es alta y su fertilidad también es alta.

 

¿Cómo se puede relacionar el Humus y las Arcillas con la Rentabilidad de una Finca?

Pues cuando las arcillas se encuentran en el suelo con el humus floculan formando un complejo de cambio que aumenta de forma muy importante la capacidad de retener nutrientes en el suelo y, por tanto, la disposición de nutrientes para la planta.

Así, la planta encontrará variedad y abundancia de nutrientes que les será necesario para su correcto desarrollo y, por tanto, para su máxima producción.

Si quieres profundizar más sobre este tema te recomiendo que veas una conferencia que he preparado para ti donde se ve la diferencia de dos análisis de suelos, un suelo fértil y un suelo muy degradado.

 

Quiero Ver la Conferencia

 

En este punto te podrás preguntar, ¿para qué necesitas esta relación entre arcillas y humus si tú lo que le aportas a la planta son nutrientes disponibles en forma de abono químico?

A esta pregunta respondo con otra pregunta: ¿para qué quiero gastar dinero en abonos cada año si la naturaleza, cuando se entiende en su forma total, nos regala herramientas que funcionan a nuestro favor de forma casi gratuita?

Estamos sustituyendo procesos naturales que son prácticamente gratis por insumos que encarecen enormemente la producción de una finca y que termina por hacerla escasamente rentable.

Me gustaría hacer una pregunta: ¿cuál es la mejor forma de combatir las plagas y las enfermedades?

Piénsalo por un momento…

Creo que es evidente que la mejor manera de combatirlas es no teniendo problemas con estos organismos en la finca. Así, nos ahorramos tratamientos que reducen la rentabilidad de la finca.

Pues con la nutrición de una planta es igual, ¿para qué quiero yo abonar una finca con productos de síntesis si mis plantas están perfectamente nutridas de forma natural?

Lógicamente esto hace que mis costes de explotación sean menores para una misma producción, lo que hace que la rentabilidad de la finca sea mucho mayor.

 

Si quieres profundizar más sobre este tema te recomiendo que veas una conferencia que he preparado para ti donde se ve la diferencia de dos análisis de suelos, un suelo fértil y un suelo muy degradado.

 

Quiero Ver la Conferencia

 

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario