Desde siempre, se ha considerado que un buen agricultor era aquel que tenía su finca perfectamente limpia de “malas hierbas”. Sin embargo, desde hace años se ha venido estudiando la Importancia de las Malas Hierbas del Olivar, dándose a conocer que en muchas ocasiones tienen una gran relevancia para la fertilidad y salud de la finca.

En este artículo vamos a ver algunas de las especies de herbáceas más importantes en el olivar para identificar qué nos están indicando y cuál es su función en el suelo, de manera que al final puedas conocer la función de las malas hierbas del olivar.

Una pregunta muy importante que debemos responder antes de pasar a ver la Importancia de las Malas Hierbas del Olivar, es ¿por qué los olivares están siempre limpios de estas herbáceas?

Desde hace muchos años es conocido que existe una competencia directa por agua y nutrientes entre las hierbas espontáneas y el cultivo que se pretende desarrollar. Por eso, desde el origen de la agricultura una de las labores principales del agricultor siempre ha sido eliminar esa competencia de las “Malas Hierbas”.

Sin embargo, dejar el suelo desprovisto de cualquier tipo de vegetación, salvo la del propio cultivo, es uno de los motivos por los que hemos comenzado a caminar hacia la destrucción de la fertilidad de los suelos y su desertificación.

Son muchos los estudios y las experiencias que se han llevado a cabo desde hace muchos años para analizar la verdadera competencia que existe entre las “malas hierbas” y los cultivos, de manera que podamos llevar a cabo una gestión del suelo más adecuada, donde las “malas hierbas” pasen de ser el enemigo número 1 para el agricultor a ser unas aliadas.

Pero tengo que decir que “del amor al odio” hay sólo un paso. Me explico mejor: las hierbas pueden pasar de ser unas aliadas a ser un problema importante que te genera graves pérdidas de producción. Por ello, antes de comenzar con la gestión de la cubierta vegetal es muy importante conocer cómo gestionarla adecuadamente.

El objetivo de este artículo no es mostrarte cómo manejar la cubierta vegetal de un olivar. El objetivo que persigo con este contenido es mostrarte que las “malas hierbas” del olivar también tienen una función en el ecosistema que pueden ayudarte a mejorar la fertilidad y salud de tu suelo.

¿Por qué me salen estas Hierbas en el Olivar?

Antes de pasar a ver cada una de las “malas hierbas” del olivar y su función, es necesario indicar que la presencia de una especie herbácea en un determinado suelo no es por casualidad o “mala suerte”.

Las “malas hierbas” crecen en aquellos ambientes o suelos que son adecuados para ellas.

¿Qué quiere decir esto?

Quiere decir que cada suelo y microclima permite el crecimiento de unas determinadas especies de “malas hierbas”. Por eso, en determinados suelos veremos tréboles, en otros jaramagos, en otros vallico y en otros las temidas conyzas (pinitos).

Entender esto es fundamental para poder comprender cómo manejar la hierba de una determinada finca. Si no quieres tener la presencia de una determinada especie, cambia el manejo que le estás dando al suelo y cambiará la composición de “malas hierbas” del olivar.

En muchas ocasiones, la obsesión por erradicar una determinada planta mejora a su vez las condiciones de vida de esa misma planta ya que estamos focalizados en matar la planta y no modificar el medio donde vive para que de forma natural desaparezca.

Recuerda siempre una cosa, si nos quedamos en la superficie de los problemas sólo podremos conseguir soluciones superficiales. Si vamos a la raíz de los problemas conseguiremos soluciones profundas.

¿Qué función tienen las “Malas Hierbas” del Olivar?

Aunque no lo creas, la Naturaleza no ha puesto a las hierbas en tu finca para fastidiarte o para que gastes dinero en matarlas. Las ha puesto porque el correcto funcionamiento del ecosistema las necesita.

No quiero decir con esto que haya que dejar las hierbas de una finca sin gestionar, quiero decir que debemos cambiar la forma en la que miramos a las “malas hierbas”, teniendo en cuenta que también desempeñan una función muy importante en la fertilidad y salud de nuestros suelos.

Para que veas con mayor claridad estas posibles funciones, voy a analizar el caso concreto de varias especies de “malas hierbas” que ocasionan bastantes problemas a los agricultores, de manera que puedas ver por qué y para qué han surgido en la finca.

Vallico (Lolium rigidum)

El vallico es una especie de gramínea que se desarrolla principalmente en suelos con un contenido alto en arcilla, con presencia de arcillas expansivas, donde se practica de forma habitual el laboreo.

Vallico

Es una especie muy complicada de gestionar en el olivar, por ello, ha constituido desde hace muchos años un verdadero problema para los agricultores.

Su función principal es cubrir el suelo en condiciones de laboreo y mejorar la estructura del suelo.

Hay que tener una cosa muy en cuenta: La Naturaleza ODIA tener el suelo desnudo. Cuando labramos dejamos desnudo el suelo y la naturaleza trata de acabar con el problema mandando a hacer su trabajo al vallico, entre otras especies.

Entonces, ¿cuál es el mejor herbicida para el vallico?

Usar un herbicida para matar al vallico es una solución superficial a un problema más complejo. Por tanto, si quieres controlar al vallico en el olivar deberás pensar en cambiar el sistema de manejo de tu suelo.

Pinitos (Conyza spp.)

El pinito es uno de los problemas más importantes que sufren los agricultores en sistemas de no laboreo con suelo desnudo mediante la aplicación de herbicidas.

Esto quiere decir, que si tienes una finca con vallico y dejas de labrar para comenzar a dejar el suelo desnudo mediante la aplicación de herbicidas, posiblemente comenzarás a sufrir problemas con los pinitos.

conyza

¿Qué indica la conyza sobre la situación del suelo?

Los pinitos indican:

  • Alta compactación del suelo
  • Contaminación del suelo por herbicidas
  • Suelo desnudo

¿Cuáles son las funciones de la conyza?

Precisamente aquellas funciones que permitan al suelo mejorar su fertilidad y permitir el desarrollo de la vida en él:

  • Descompactar el suelo
  • Eliminar la contaminación por herbicidas
  • Cubrir el suelo desnudo

¿Cuál es el mejor herbicida para la Conyza?

El mejor herbicida para esta planta es permitir que otras plantas, principalmente gramíneas y leguminosas, se establezcan antes que ella y ocupen su espacio, es decir, la solución a esta planta es cambiar el sistema de manejo del suelo.

Jaramago (Diplotaxis virgata)

El jaramago es una especie muy común sobre casi todos los olivares españoles y su presencia en el suelo indica las siguientes circunstancias del suelo:

  • pH del suelo básico, es decir, pH por encima de 7-7,5
  • Según el tamaño de los jaramagos, así se será la fertilidad que contiene el suelo
  • Suelos compactados con mala estructura
jaramagos

¿Qué función tiene el jaramago en el suelo?

Esta especie tiene la función principal de descompactar el suelo con su potente raíz. Las oquedades producidas una vez que la planta muere y la raíz se descompone permite la entrada de agua y de aire al interior del suelo, cuestión que facilita su descompactación.

¿Qué conseguir controlar al jaramago?

El jaramago suele ser una primera etapa en la dinámica de poblaciones de “malas hierbas” del suelo. Cuando se maneja el suelo de un modo conveniente (buscando su descompactación), esta especie comenzará a desaparecer de forma natural, dando paso a otras especies más interesantes para la finca, como pueden ser las leguminosas.

Leguminosas

Cuando un suelo se maneja de forma adecuada, las “malas hierbas” presentes en el olivar pueden cambiar desde aquellas especies con poco interés (como conyzas, jaramagos, malvas, cenizos,…) a otras especies que nos aportan grandes beneficios muy fácilmente medibles, como las leguminosas.

Leguminosa

¿Qué aportan las leguminosas a los suelos?

Entre otras muchas funciones beneficiosas, las leguminosas son unas plantas que tienen la capacidad de asociarse con microorganismos del suelo para conseguir fijar nitrógeno atmosférico al suelo, es decir, tienen la capacidad de aumentar el contenido de nitrógeno de tu finca de forma gratuita (como si echases abono sin pagar por él).

¿Cuánto nitrógeno son capaces de fijar anualmente estas plantas?

(Ricardo Campillo et al, 2003)

Como se puede observar en esta tabla, la cantidad de nitrógeno fijado por las leguminosas en un año puede ascender hasta 415 kg por hectárea, siendo esta cantidad la equivalente a unos 1.000 kg de urea por hectárea, lo que es muchísimo.

Son muchas las plantas que se pueden estudiar de forma individual, sin embargo, lo idea clave que me gustaría que te llevases de este artículo es la nueva visión de la definición de “malas hierbas”.

¿Cómo se puede catalogar de “malas hierbas” a esas plantas que nos descompactan el suelo, lo estructuran, lo cubren para evitar su erosión y nos fijan nitrógeno gratis de la atmósfera, entre otros muchos beneficios que nos aportan?

Por supuesto que estas plantas tienen efectos negativos si no se controlan en su momento y no se gestionan adecuadamente. Sin embargo, debemos de comenzar a cambiar la forma en la que miramos a estas plantas, sabiendo que están ahí porque el suelo está pidiendo que estén y están desarrollando una función increíble, que en muchos casos no somos capaces de observar adecuadamente porque estamos con la obsesión de que hay que erradicarlas de la finca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario