La llamada “Agricultura Moderna” ha despojado al Agricultor de lo más valioso que tiene, que es el control sobre su finca. El agricultor está siendo empujado año tras año a producir más y más, con más y más costes, para conseguir mantener sus escasos márgenes. Hay que producir mucho para que, ganándole un poquito a cada kg producido, seamos capaces de ganarle algo al campo.

Esto es lo que se llama la espiral de la dependencia.

A día de hoy, los agricultores y ganaderos son esclavos de empresas externas que utilizan al campo para obtener su máximo beneficio, hasta llevarlos a la más absoluta ruina.

El agricultor y el ganadero no sólo están a expensas del precio que le quieran pagar por su producto sino que está a expensas del precio al que tiene que comprar sus insumos (fertilizantes, fitosanitarios, piensos).

Si te controlan el precio al que vendes y te controlan el precio al que compras, ¿qué es lo que controlas tú? Controlas la mano de obra, por eso, tanto los agricultores como los ganaderos son los esclavos del siglo XXI.

Ante esta situación podemos tomar dos actitudes:

  • Esperar a que los políticos y personas ajenas a nuestra finca hagan algo por nosotros
  • Comenzar el cambio nosotros mismos

Si piensas que la solución pasa por dejar en manos de otra persona tu futuro, te deseo suerte. Si eres de las personas que buscan tomar acción, el contenido de este artículo seguro que te resultará muy interesante.

Es lógico quejarse y manifestarse por lo que no es justo, buscando una situación adecuada para un sector tan importante como es el agrícola. Sin embargo, debemos conjugar estas acciones con otras propias dentro de nuestra finca, es decir, hay que trabajar tanto de puertas hacia fuera como de puertas hacia dentro.

Una vía para conseguir una finca más rentable es trabajar sobre nuestros costes. Para ello, podemos comenzar entendiendo qué procesos nos regala la naturaleza para potenciarlos en nuestro favor.

Uno de estos procesos pasa por la obtención de nitrógeno gratuito para nuestras plantas.

El Nitrógeno como Motor de las Plantas

El nitrógeno es uno de los nutrientes que las plantas necesitan en mayor cantidad. De hecho, se puede considerar como el motor para el crecimiento, desarrollo y vigor de las plantas.

Las plantas deficientes en nitrógeno adolecen de un aspecto amarillento, un escaso vigor y, en definitiva, una limitada producción.

Desde que surgieron los abonos nitrogenados han sido muy usados debido a la gran respuesta que generan en las plantas. Sin embargo, ese gran uso también ha sido un punto de inflexión importante para el deterioro de los suelos, la contaminación de las masas de agua y la disminución drástica de la rentabilidad de las fincas.

Formas de utilizar el Nitrógeno

La mayor cantidad de nitrógeno existente en el planeta se encuentra en la atmósfera, representando el nitrógeno el 78% del total de componentes del aire.

¿Si hay tanto nitrógeno en el aire por qué tenemos que aportarlo en forma de abono?

Porque este nitrógeno no es directamente asimilable para las plantas. Para que pueda ser usado por las plantas necesita transformarse en amonio o nitrato.

Teniendo en cuenta esto, la industria ha diseñado procesos para transformar de forma artificial el nitrógeno atmosférico en otras formas químicas asimilables para las plantas.

Este proceso de fijación del nitrógeno se realiza a través del Proceso de Haber-Bosch, en el que se consumen grandes cantidades de energía y tienen un alto volumen de emisiones de gases de efecto invernadero.

Lógicamente, adquirir este nitrógeno por parte del agricultor es caro económicamente y muy caro para la salud de su finca.

¿Qué alternativa existe?

Existe un proceso que de forma natural nos regala la naturaleza que es el proceso de fijación de nitrógeno.

¿Qué es el proceso de fijación de nitrógeno?

Es el proceso por el cual ciertos microorganismos del suelo toman el nitrógeno atmosférico y lo transforman en formas químicas asimilables para la planta, como el amonio.

Tanto en el proceso industrial como en el proceso biológico es necesario el consumo de energía para conseguir transformar esas moléculas de nitrógeno atmosférico.

¿De dónde procede la Energía que usan los Microorganismos para realizar esta función?

Proviene de los carbohidratos de la materia orgánica del suelo. Para comprender mejor este hecho, es necesario explicar las dos formas que existen de forma natural de fijar nitrógeno:

  • Fijación simbiótica
  • Fijación no simbiótica

#1. Fijación Simbiótica

En la fijación simbiótica las bacterias fijadoras de nitrógeno infectan las raíces de las plantas y formando, de forma normal, nódulos característicos:

nodulos

Estos nódulos aparecen principalmente en especies de plantas leguminosas, aunque también se puede dar esta simbiosis en plantas no leguminosas.

Esta es una de las colaboraciones más fascinantes que se dan en la naturaleza. Las bacterias fijadoras de nitrógeno toman la energía que necesitan para transformar el nitrógeno de la savia de la planta y las bacterias entregan a la planta el nitrógeno que necesita.

Ambos seres vivos salen ganando y el coste energético para el agricultor es nulo, ya que la energía procede de la fotosíntesis cuya energía proviene del sol.

#2. Fijación No Simbiótica

También existen microorganismos que viven de forma independiente a las plantas que son capaces de fijar nitrógeno atmosférico utilizando como energía la procedente de los carbohidratos existentes en la materia orgánica del suelo.

De este modo, se puede comprender que la energía que necesitan estos microorganismos para fijar el nitrógeno atmosférico en el suelo bajo formas asimilables para las plantas se obtiene de la fotosíntesis y de la materia orgánica del suelo.

La Magnitud de la Fijación de Nitrógeno

Estoy seguro que con esta explicación aún no tienes una idea de cuán importante es esta función al suelo. Quizás puedas pensar que esta función de fijación de nitrógeno es algo testimonial y es necesario aplicar nitrógeno de síntesis para que los cultivos funcionen bien.

Pues te dejo unos datos para que puedas comprender la importancia de esta función natural:

  • La industria es capaz de producir unas 70 millones de toneladas de nitrógeno químico procedente de la atmósfera
  • La fijación biológica y natural de nitrógeno es capaz de producir entre 150 a 250 millones de toneladas al año de nitrógeno asimilable para las plantas

Para más información te dejo esta tabla donde se indica la cantidad que es capaz de fijar los microorganismos por hectárea y año de nitrógeno:

fijacion nitrogeno

Como puedes ver, como mínimo un trébol subterráneo es capaz de fijar 62 kg de nitrógeno por hectárea. Por otro lado, el trébol rosado es capaz de fijar hasta 423 kg de nitrógeno por hectárea, mucho más de lo que cualquier cultivo necesitaría para obtener una producción máxima.

Factores limitantes de la Fijación Natural de Nitrógeno

Como has podido ver, podemos ahorrar dinero en el abonado de nuestro cultivo si somos capaces de fomentar la fijación natural de nitrógeno atmosférico.

Sin embargo, conseguir esta fijación requiere tener en cuenta ciertos aspectos mínimos:

  • La fijación de nitrógeno del suelo se paraliza en suelos que estén secos. Por tanto, tenemos que buscar tener suelos con alta capacidad de retención de agua, cuestión en la que la materia orgánica influye de forma positiva.
  • En temperaturas del suelo por debajo de 0º y por encima de 50º la actividad fijadora se paraliza. Por eso, es tan importante tener el suelo protegido del exterior y tener buenas cantidades de materia orgánica en el suelo.
  • Estas bacterias son aeróbicas, lo que significa que requieren oxígeno para prosperar. Por ello, es muy importante contar con un suelo bien estructurado, siendo necesario para ello llevar a cabo un manejo eficiente del suelo.
  • La deficiencia de Molibdeno, Calcio, Fósforo, Cobalto y Cobre impide el desarrollo de estas bacterias en el suelo
  • Una presencia excesiva de nitrógeno en el suelo impide el desarrolla de bacterias fijadoras de nitrógeno. Por tanto, cuando abonados con nitrógeno el suelo estamos sustituyendo el nitrógeno gratis por un nitrógeno pagado.
  • La falta de plantas en el suelo, como leguminosas, impide la formación de nódulos de fijación de nitrógeno por simbiosis. Por tanto, tener el suelo limpio de hierba es sinónimo de no tener nitrógeno gratis.
  • La falta de materia orgánica en el suelo impide que los microorganismos que viven libres y fijan nitrógeno puedan desarrollarse. Por tanto, la agricultura moderna que elimina la materia orgánica del suelo está perjudicando la posibilidad que tienes de conseguir nitrógeno gratis.

Factores que fomentan la Fijación de Nitrógeno

  • Suelos ricos en materia orgánica fomentan el desarrollo de las comunidades de microorganismos del suelo, incluyendo los microorganismos fijadores de nitrógeno.
  • Una cubierta vegetal bien manejada, al igual que una buena rotación de cultivos, permite el desarrollo de comunidades de bacterias fijadoras de nitrógeno.
  • Tener el suelo protegido permite que las condiciones del suelo sean las óptimas para el desarrollo de las comunidades de microorganismos del suelo, favoreciendo la fijación de nitrógeno.
  • Está comprobado que la presencia de micorrizas potencia la fijación de nitrógeno. Sin embargo, estos hongos son incompatibles con la aplicación de abonos químicos, herbicidas o fitosanitarios al suelo.

La naturaleza lo tiene todo pensado y está todo preparado para que la vida se abra paso ante cualquier circunstancia. Nosotros, como productores, debemos estudiar y analizar qué es lo que la naturaleza nos brinda de forma natural para conseguir sacar adelante nuestros cultivos de la forma más barata y sostenible posible.

No podemos caer en el desespero ante la actual situación que vive el campo. No podemos esperar que venga alguien a salvar al campo. Tenemos que ser las personas que vivimos del campo los primeros en poner remedio a esta situación.

Todos podemos comenzar a cambiar esto si comenzamos a pensar de forma diferente. Para ello, necesitamos comenzar a comprender qué tiene la naturaleza preparada para nosotros, cómo nos puede ayudar.

En el caso del nitrógeno, la naturaleza nos brinda una serie de seres microscópicos maravillosos para suplir las necesidades de nuestras plantas sin necesidad de gastarnos ni un céntimo. Sólo necesitamos manejar el suelo de una forma eficaz y eficiente que permita el máximo desarrollo de estas comunidades.

Si quieres conocer cuál es la fórmula del Manejo Eficiente de Suelos te recomiendo que te inscribas de forma gratuita a esta conferencia que he preparado para ti sobre este tema.

Si quieres profundizar más sobre cómo el Suelo puede ayudarte a mejorar tus resultados, puedes registrarte a la Conferencia Online Gratuita en la que voy a compartir contigo La Fórmula Secreta del Manejo Eficiente de Suelos, la misma que yo uso en las Fincas que gestiono de forma directa y ya aplican más de 200 propietarios y profesionales en sus Fincas para ganar más dinero.

Quiero Registrarme a la Conferencia

5 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario