¿Alguna vez te han propuesto cambiar la forma de hacer las cosas en tu finca y has pensado que eso no te va a funcionar porque tu finca es diferente?

Déjame decirte que entre fincas de todo el mundo y cultivos de todo el mundo existen muchas más similitudes que diferencias.

Como ejemplo, te indico que los factores y leyes que determinan la fertilidad de un suelo son comunes para cualquier lugar del planeta. Por eso, cuando una gestión va encaminada a mejorar la fertilidad natural de un suelo, se consiguen mejores resultados productivos independientemente del tipo de cultivo y el tipo de finca que sea.

Para mostrarte claramente esta situación, hoy te traigo un vídeo donde te muestro los resultados de 3 fincas con el mismo cultivo (olivar) pero con características físicas totalmente distintas:

  • Una finca tiene un suelo arcilloso profundo y fértil.
  • La segunda finca es llana, con suelos ácidos, pedregosos y arenosos, con una fertilidad menor.
  • La tercera finca tiene una pendiente superior al 40%, suelos ácidos, poco profundos y con textura arenosa.

¡Te dejo con el vídeo!


La gestión de cualquier finca debe estar basada en el entendimiento y conocimiento de los factores que determinan la productividad. En este sentido, conocer en profundidad los factores que determinan la fertilidad de un suelo es crítico para tener una finca productiva y rentable.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario