¿Por qué es tan importante el Plan Técnico de Caza de su coto? ¿Cuáles son los aspectos más importantes a tener en cuenta?

En numerosas ocasiones no se valora el Plan Técnico de Caza de un coto como se merece. De hecho, a veces se entiende este Plan Cinegético como un mero documento para que se pueda cazar en el coto.

En este artículo te mostraré los 8 puntos fundamentales para que tu Plan Técnico de Caza sea de máxima utilidad y evites problemas legales.

¿Qué es un Plan Técnico de Caza?

Es el documento que regula todo el aprovechamiento cinegético de los Cotos de Caza. El Plan debe ser redactado y suscrito por un técnico competente que será el que evalúe la situación del coto y plantee como se va a desarrollar la actividad cinegética, en base a las necesidades y preferencias del titular.

 

¿Por qué es tan importante?

El Plan Técnico de Caza tiene que estar aprobado para que un coto pueda desarrollar la actividad cinegética. Esto quiere decir que para que se pueda cazar en un coto se necesita que este cuente con el correspondiente Plan Técnico de Caza aprobado.

También, el Plan Técnico de Caza recoge las especies que se pueden cazar, los cupos anuales, las modalidades de caza y cuantos otros aspectos sean necesarios. Todo aquello que no esté contemplado en el plan no está autorizado a desarrollarse.

Por ejemplo: el titular del coto quiere cazar la liebre con galgos y no tiene está modalidad de caza contemplada en el Plan Técnico de Caza. En este caso, no podrá cazar, debiendo hacer una modificación del Plan para poder incluirla.

 

¿Cuáles son los 8 aspectos fundamentales de un Plan Técnico de Caza?

#1. Presentar el Plan Técnico de Caza antes de final de febrero

Tras la entrada en vigor del Nuevo Reglamento de Ordenación de la Caza, la Administración tiene 3 meses para resolver la revisión del nuevo Plan Técnico de Caza. El efecto del silencio administrativo es desestimatorio, lo cual genera un grave riesgo para el coto, ya que sin Plan Cinegético no se puede cazar.

Sin embargo, en este nuevo reglamento se establece que si se presenta la revisión del Plan antes de finalizar el mes de febrero, en caso de no recibir contestación se asume una prórroga del Plan que caducó, por lo que se podría seguir cazando en el coto mientras resuelven el nuevo Plan Técnico de Caza en Andalucía.

Esta pequeña diferencia en cuanto a fechas puede hacer que se pueda o no cazar en un coto.

 

#2. Definir las especies cinegéticas del coto

En uno de los apartados del Plan Técnico de Caza se debe definir cuáles son las especies cinegéticas que pueblan el acotado y cuáles son las que van a ser cazadas.

Sobre estas especies son las que se tiene que hacer el inventario y, posteriormente, definir los cupos de capturas anuales.

Recuerdo un coto abierto en Jaén que tenía ciervo, jabalí, gamo, muflón y cabra montés. Debido a una deficiente gestión del Plan Técnico de Caza anterior sólo establecieron la caza sobre ciervo y jabalí. En GesMontes le conseguimos que pudiese cazar el resto de especies cinegéticas, con la consecuente revalorización que tuvo el acotado.

 

#3. Establecer bien los cupos de capturas

El cupo de capturas es el número de individuos de una especie que se pueden cazar cada temporada cinegética. Este cupo se tiene que calcular en base a los resultados de inventario de poblaciones obtenidos, debiendo ser coherentes con ellos.

Dependiendo del tipo de coto que se disponga será necesario establecer el cupo que garantice que el aprovechamiento cinegético se realiza con todas las garantías legales.

 

#4. Seleccionar las Modalidades de Caza

Dependiendo del tipo de coto que se disponga y de las especies cinegéticas existentes, se eligen las modalidades de caza más adecuadas.

En Andalucía, las modalidades que se pueden seleccionar son:

Caza Menor:

  • En Mano
  • Ojeo
  • Al Salto
  • Desde Puesto Fijo
  • Con Cimbel
  • Aguardo
  • Cetrería
  • Liebre con Galgo
  • Perdiz Roja con reclamo
  • Perros de Madriguera
  • A Diente en Mano

Caza Mayor:

  • Montería
  • Gancho
  • Batida
  • Batida de Gestión
  • Rececho
  • En Mano
  • Aguardo Diurno
  • Aguardo Nocturno

No se podrá cazar según una modalidad que no esté en el Plan de Caza, por lo que será muy importante reflejar todas las modalidades que se pretendan practicar en el coto.

 

#5. Caza por daños

Existen ciertas formas de caza que sólo se autorizan cuando se justifican por daños a la agricultura, ganadería o infraestructuras humanas.

Le paso a exponer varios ejemplos:

  • Conejo con Hurón: se autoriza cuando esta especie está generando daños a la agricultura.
  • Control de zorro, urraca, perros o gatos asilvestrados: se autoriza cuando existen daños sobre la ganadería o la fauna silvestre.
  • Control del cerdo asilvestrado: se autoriza por daños genéticos al jabalí silvestre, a la ganadería y agricultura.

Por tanto, si se pretende llevar a cabo algún tipo de control de daños mediante tipos de caza concreto es muy importante saber justificar correctamente la idoneidad del método elegido para el control de dichos daños.

 

#6. Capturas y repoblaciones

Las capturas, sueltas o repoblaciones tienen que estar perfectamente reflejadas en los Planes Técnicos de Caza. Para que se autoricen se debe de cumplir con una serie de requisitos y especificar las actuaciones a realizar desde un punto de vista técnico.

 

#7. Escenarios de caza

Si el coto dispone o quiere disponer de un escenario de caza necesita estar reflejado en el Plan Técnico de Caza. Si quieres saber más sobre los escenarios de caza, entra para conocer los puntos fundamentales a tener en cuenta a la hora de plantear un escenario de caza.

 

#8. Zonificación del Coto

Otro de los aspectos fundamentales a la hora de elaborar y gestionar el Plan Técnico de Caza es localizar las diferentes zonas del coto denominadas como zona de reserva.

Esta zona hay que colocarla donde desarrolle correctamente su función con la fauna cinegética y donde favorezca el aprovechamiento cinegético del resto del coto.

 

En definitiva, el Plan Técnico de Caza es el documento más importante para su coto de caza. Hay que estudiar muy bien cómo se redacta ya que será el que regule y limite toda la actividad del acotado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario