Déjame hacerte una pregunta: ¿te has parado alguna vez a definir con palabras qué es el suelo?

Muchas de las personas que contactan con nosotros nos dan definiciones del suelo como el elemento que sostienen a sus plantas o que le dan los nutrientes y agua que necesitan para la producción.

Aunque esta forma de ver qué es el suelo es en parte cierta, hay otras muchas cuestiones que el suelo abarca que no se tienen en cuenta y son mucho más relevantes.

Para aclarar esta cuestión, en este artículo vamos a ver Qué es el Suelo desde una perspectiva profunda que, posiblemente, cambie la forma en la que ves tu suelo y tu finca.

¿Qué es el Suelo?

Si me conoces sabes que soy una persona que no me gusta quedarme en la superficie de las cosas, sino que me gusta introducirme hasta la raíz de las cuestiones. Por eso, en este artículo no vas a ver una definición típica de qué es el suelo, vas a ver mi propia visión de lo que es el suelo.

Pero antes de adentrarnos en mi definición de suelo, me gustaría compartir contigo algunas definiciones que puedes encontrar de suelo en internet.

Por ejemplo, la FAO hace dos definiciones:

«El suelo es un cuerpo natural que consiste en capas de suelo (horizontes del suelo) compuestas de materiales de minerales meteorizados, materia orgánica, aire y agua»

«El suelo es el producto final de la influencia del tiempo y combinado con el clima, topografía, organismos (flora, fauna y ser humano), de materiales parentales (rocas y minerales originarios)»

Y en otras definiciones encontradas en google:

«Se denomina suelo a la parte superficial de la corteza terrestre, biológicamente activa, que proviene de la desintegración o alteración física y química de las rocas y de los residuos de las actividades de seres vivos que se asientan sobre él»

Aunque son definiciones aproximadas, realmente no recogen el verdadero significado de qué es el suelo. Para que puedas ver lo que es verdaderamente el suelo te presento mi definición de suelo.

El suelo es un organismo vivo en el que se interrelaciona la física, la química y la biología para dar lugar al milagro de la vida a través de una espiral energética infinita.

Esta es una definición muy compleja pero que encierra el verdadero significado de qué es el suelo.

Para que puedas entender mejor esta definición de qué es el suelo vamos a analizar la definición parte por parte.

Organismo Vivo

¿Por qué el suelo es un organismo vivo?

Porque el conjunto de seres vivos que viven en él funcionan como una máquina perfectamente engrasada.

Se sabe que en el suelo hay más cantidad y diversidad de seres vivos que fuera del mismo. De hecho, hay tanta diversidad de seres vivos que todavía no se conocen todas las especies de estos organismos que habitan la Tierra.

Entonces, ¿por qué no se tienen en cuenta como cualquier otro animal de la Tierra?

Porque al ser microscópicos no se tiene la conciencia de su existencia, principalmente en fincas con manejo convencional o químico.

Sin embargo, que sean pequeños no quiere decir que su función se de poca relevancia. De hecho, ellos son los responsables en primera instancia de la vida en la Tierra.

Para que puedas ver la importancia de los microorganismos en la vida de la Tierra tienes que saber que de media en el cuerpo humano existen 39 billones de microorganismos que suponen 2 kilogramos de tu peso. De hecho, tenemos viviendo en nuestro organismo tantos microorganismos como células.

Bien, ya sabemos que el suelo está vivo porque tiene seres vivos pero, ¿por qué digo que es un organismo?

En el suelo los microorganismos tienen una función dentro del ecosistema, es decir, cada tipo de ser vivo del suelo es una pieza de esa máquina. Si falta una pieza, la máquina no funciona como debería.

Así, el suelo es un organismo vivo porque es un conjunto de seres vivos que funcionan como un organismo independiente, muy similar a los órganos dentro del cuerpo del ser humano.

Si quieres entrar en profundidad en cómo el suelo te puede ayudar a conseguir mejores resultados en tu finca, te recomiendo que te inscribas a una Conferencia Online Gratuita en la que vas a descubrir las 3 Claves para Mejorar la Producción de tu Finca.

Quiero Ver la Conferencia

Interrelación de Física, Química y Biología

En el suelo existen tres partes perfectamente diferenciadas: la física representada por las partículas minerales del suelo, la química están representada por las reacciones químicas que se dan y por la biología reflejada por los seres vivos del suelo.

La agricultura convencional entiende el suelo desde una visión de la física y la química, anulando la biología a través de los productos de síntesis que se echan al campo. Esta situación genera que el agricultor tenga que acudir a los abonos de síntesis y fitosanitarios para poder sacar su cosecha adelante.

Sin embargo, desde un entendimiento pleno del suelo no se puede concebir que la biología esté desligada de la física y de la química. De hecho, es la biología la que se encarga de hacer lo insoluble soluble y lo inanimado animado.

Así, un suelo es un organismo vivo donde la física, la química y la biología se integran en perfecta armonía con el objetivo de dar lugar a la vida en el planeta.

Espiral Energética Infinita

Hay una definición de un científico ruso que me encanta y dice:

«La vida son minerales animados»

Es una definición sencilla de vida, sin embargo, describe muy bien lo que es.

Al hilo viene un refrán que dice:

«En polvo somos y en polvo nos convertiremos»

De hecho, venimos del suelo y cuando nos llegue la hora volveremos al suelo. Los seres vivos somos minerales animados movidos por la energía del sol. De hecho, como muchas veces digo, la diferencia entre una persona viva y una muerta es la energía que contiene.

Vamos a hacer una reflexión para entender por qué en el suelo se da una espiral energética infinita.

La planta que se desarrolla en el suelo consigue su energía a través del sol mediante la fotosíntesis.

Parte de esa energía se suma a la energía que te tenía el suelo, por lo tanto, la fertilidad del suelo aumenta porque se hacen más fuertes las relaciones entre la física, la química y la biología.

Al aumentar la fertilidad del suelo también aumenta el vigor de las plantas, lo que hace que fijen más energía del sol mediante la fotosíntesis y, a su vez, aumente la fertilidad del suelo de nuevo.

Así, mientras exista el sol, las plantas recogerán esa energía para surtir al suelo y el suelo devolverá a la planta más vigor para recoger más energía solar.

Por tanto, el suelo es el origen de la vida por cuanto permite a la planta desarrollarse y comenzar a transformar la energía del sol en energía bioquímica para el resto de seres vivos. Por eso, el suelo no puede considerarse sólo como un lugar donde crecen mis plantas, el suelo tiene que considerar como el lugar de donde surge la vida y, por tanto, de donde surgimos nosotros.

Así que recuerda siempre…

El suelo es un organismo vivo en el que se interrelaciona la física, la química y la biología para dar lugar al milagro de la vida a través de una espiral energética infinita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario