Elegir el tipo de pozo y los componentes que son necesarios para su correcta construcción es uno de los pasos más importantes a la hora de aprovechar el agua de tu finca.

En este artículo te enseñaremos qué es un pozo, cuáles son sus partes, sus ventajas e inconvenientes.

Antes de pasar a hacer el pozo, es imprescindible saber si el pozo se podrá legalizar y los requisitos que hay que cumplir. Aquí tienes más información sobre la legalización de pozos.

 ¿Qué es un pozo de agua?

Es una perforación realizada en el suelo para alcanzar el agua subterránea y poderla extraer.

En este artículo sólo se tratará los pozos excavados.

Este tipo de pozo sirve para aprovechar el agua de escasa profundidad, hasta 40 metros. Lo más común es que tenga un diámetro de brocal de entre 120 cm a 150 cm.

 

¿Cuáles son las partes de un pozo excavado?

Una vez realizada la perforación con la maquinaria pertinente, el hueco se entuba normalmente con anillos de hormigón. Estos anillos disponen de una serie de huecos para permitir que entre el agua subterránea al interior del pozo.

Cada anillo tiene en su parte superior e inferior encastres que sirven para acoplar anillo con anillo y así construir el tubo que dará lugar al pozo.

Una vez entubado el pozo, se procede a rellenar el hueco que queda entre los anillos y el terreno con grava para darle más consistencia a la construcción.

En todos los tipos de pozos es fundamental instalar una tapera para evitar la contaminación del agua o la caída de elementos que puedan dañar la infraestructura. Esta tapera debe estar protegida con candados o cualquier otro elemento de seguridad para evitar que personas o animales se puedan caer dentro.

 

¿Qué ventajas tiene el pozo excavado frente a otros?

  • Aprovecha de un modo menos costoso las aguas poco profundas.
  • Por su diámetro, es capaz de almacenar gran cantidad de agua.
  • Al disponer de gran superficie de contacto entre el tubo y el terreno tiene la capacidad de producir mayor caudal que otros pozos.
  • Su mantenimiento es más sencillo.
  • Al estar más cerca de la superficie se necesita bombas de menor potencia.

 

¿Qué inconvenientes tiene este tipo de pozo frente a otros?

  • Aprovecha sólo el agua en superficie.
  • En su construcción, se extrae gran cantidad de material del suelo que debe ser retirado o extendido en la finca.
  • El riesgo de caída al pozo de personas o animales es alto.

 

En definitiva, el pozo excavado construido con anillos de hormigón es el más indicado para aprovechar aguas subterráneas poco profundas. Para mayor profundidad es mejor utilizar el sondeo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario