¿Cuándo tengo que elegir un sondeo de agua en lugar de un pozo?

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene un sondeo en relación a otros tipos de pozos?

Estas son algunas de las preguntas que te pueden surgir a la hora de hacer un sondeo en tu finca. En este artículo te mostraré que es un sondeo, cuáles son sus partes y cuáles son las ventajas e inconvenientes que tiene.


Antes de decidir si es un sondeo lo que necesita la finca, debemos conocer si en la zona donde queremos hacer la obra es legalmente posible extraer ese agua. Para ello, te recomiendo la lectura del artículo de cómo legalizar un pozo.

¿Qué es un sondeo?

Un sondeo es una perforación que se realiza en el suelo para alcanzar el nivel del agua subterránea para poder extraerla con una bomba. Es un tipo de pozo con un diámetro aproximado de 180 mm  y gran profundidad, de hasta 300 metros.

Un sondeo es mejor que un pozo abierto a partir de los 20-40 metros de profundidad, ya que es el único medio que permite alcanzar estas masas de agua profundas.

 

¿Qué ventajas tiene el sondeo respecto de otros tipos de pozos?

  • Puede captar aguas subterráneas profundas.
  • El coste de su construcción por metro lineal es más barato que otros tipos de pozos. Le recomendamos la lectura del artículo Cuanto cuesta hacer un pozo.
  • Ocupa poco espacio físico en superficie.

 

¿Qué inconvenientes tiene respecto de otros tipos de pozos?

  • Genera menos caudal por metro lineal que un pozo al disponer de menor superficie de entrada de agua.
  • Almacena menos cantidad de agua por metro lineal al ser de diámetro más pequeño.

 

¿Cuáles son las partes de un sondeo?

Los sondeos se hacen con maquinaria especializada que se introduce en el terreno y extrae el material del interior de la perforación.

Esta perforación se entuba con tubos metálicos o de PVC. El diámetro de los tubos vendrá determinado por el tipo de máquina usada en la perforación, siendo lo más normal 180 mm.

En la parte más profunda del sondeo y en partes intermedias se le acopla a los tubos la rejilla. A través de este elemento es por donde entra el agua al interior del sondeo. El tipo de rejilla y sus dimensiones se deberán establecer para cada tipo de sondeo en concreto.

Para completar el sondeo se instala el equipo de bombeo.

Al igual que sucede para cualquier tipo de pozo, es necesario cerrar su extremo superior para evitar que se introduzcan objetos que puedan contaminar o bloquear la actividad normal del sondeo.

 

En definitiva, el sondeo de agua es el tipo de pozo más adecuado para la captación de aguas profundas. Por su rapidez, precio y resultados es uno de los tipos de pozos más usados en agricultura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario